12 DE DICIEMBRE DÍA MUNDIAL DE LA DISFAGIA

Ictus
octubre 29, 2020
La TDCs
enero 27, 2021

¿QUÉ ES LA DISFAGIA?


La disfagia es un síntoma que expresa dificultad para deglutir, que puede ocurrir ante sustancias de diversas consistencias o incluso con la propia saliva. La aspiración se produce por la entrada de cualquiera de estas sustancias a la vía aérea, debido a la encrucijada anatómica de la vía areodigestiva superior, y en un factor determinante de la gravedad de la disfagia. Por lo tanto, la disfagia y la aspiración deben considerarse en conjunto como manifestaciones del mismo proceso patológico.

FISIOLOGÍA DE LA DELGUCIÓN


La deglución es una actividad neuromuscular compleja, que se desencadena como respuesta motora cuando el centro de la deglución recibe información sensorial periférica, pero también puede iniciarse voluntariamente. En ella participan más de 30 músculos y 6 pares craneales para conseguir el transporte de la saliva y alimentos desde la boca hasta el estómago.
La secuencia de la deglución consta tres etapas:

FASE ORAL:

Es voluntaria con control cortical. En ella se produce el sellado labial, la masticación, la insalivación, el armado del bolo y el paso del alimento desde la boca hasta la faringe.
Fase preparatoria:
Comienza con la introducción del alimento en la boca y finaliza cuando el bolo está formado y dispuesto a ser trasportado a la faringe. El sellado labial es importante para producir la presión intraoral necesaria. La acción conjunta de la musculatura intrínseca y extrínseca de la lengua, se encarga de formar el bolo y colocarlo en posición de deglución.
El velo del paladar contacta con la base de la lengua formando el esfínter palatogloso, que cierra la cavidad oral por detrás e impide que el alimento caiga a la hipofaringe antes de iniciar la deglución.
Fase oral de transporte:
Se inicia con la propulsión del bolo desde la boca a la faringe y termina cuando el bolo pasa por el istmo de las fauces y se dispara el reflejo deglutorio. La contracción del velo lo adosa a la pared posterior de la faringe formando el esfínter velofaríngeo que cierre la nasofaringe e impide el paso de los alimentos hacia la nariz. El esfínter palatogloso se abre para permitir el paso del alimento. El bolo es propulsado a través del canal posterior de la lengua hacia el istmo de las fauces, iniciándose la fase faríngea.

FASE FARÍNGEA:

Esta fase es automática, sin control voluntario. Abarca desde que se inicia el reflejo deglutorio hasta la apertura del esfínter esofágico superior (EES) y el bolo penetra en el esófago.
Al cruzar el istmo de las fauces, el Sistema Nervioso Central (SNC) inhibe la respiración (apnea) y se produce la respuesta motora faríngea (RM), también llamado reflejo deglutorio. Este se desencadena por el contacto entre el bolo alimenticio y las zonas reflexógenas de los pilares anteriores, la basa de la lengua, la pared posterior de la faringe y el velo del paladar. Su función es cerrar la laringe y proteger la vía respiratoria de la entrada de alimentos.
La epiglotis desciende, los pliegues vocales y las bandas ventriculares se aducen fuertemente en dirección ascendente creando un esfínter de alta presión. La laringe asciende, gracias a la musculatura suprahioidea, desplazando el hioides hacia delante y comprimiéndose contra la epiglotis. La acción de los constrictores superiores genera una onda peristáltica, que conduce los alimentos a través de la cara anteroposterior de la epiglotis hacia los senos periformes y esófago.

FASE ESOFÁGICA:

Comprende el tránsito del bolo desde la porción laríngea de la faringe hasta el esófago, gracias al músculo constrictor inferior de la faringe. El movimiento ascendente y anterior de la laringe durante el reflejo deglutorio arrastra al Esfínter Esofágico Superior (EES) ampliando su orificio de entrada, permitiendo la entrada del alimento en el esófago gracias a la presión del bolo.
Las ondas peristálticas primarias se inician en el músculo constrictor superior y se difunden por la pared esofágica hasta el estómago. Las ondas peristálticas secundarias se originan por la presión del alimento en las paredes esofágicas, ayudando al desplazamiento del bolo y vaciamiento de la cavidad.

CONTROL NEUROSENSORIAL Y MOTOR


El centro de la deglución se sitúa en el tronco encefálico. Los núcleos del tracto solitario y núcleo ambiguo reciben la información sensorial a través de las vías aferentes de los pares craneales V, VII, IX, X, XI y XII.
Las vías eferentes conducen el estímulo eléctrico a través de los pares craneales hacia los órganos efectores produciéndose la secuencia de la deglución. La cavidad oral, faringe, esfínter esofágico superior (EES) y la porción cervical del esófago tienen la musculatura estriada inervada por motoneuronas de los nervios craneales.

AFERENCIAS:

NERVIO TRIGÉMINO (V): información sensorial del techo y el suelo de la boca.
NERVIO LINGUAL (V 3): rama del trigémino, conduce la sensibilidad de los 2/3 anteriores de la lengua.
NERVIO GLOSOFARÍNGEO (IX): conduce la sensibilidad del tercio posterior lingual.
NERVIO LARÍNGEO SUPERIOR (X): rama del vago, lleva aferencias sensitivas de la mucosa faríngea.
NERVIO FACIAL (VII) a través de la cuerda del tímpano, NERVIO GLOSOFARÍNGEO (IX) y NERVIO LARÍNGEO SUPERIOR (X): terminaciones nerviosas reunidas en una aferente viceral de las cuales depende el gusto.

EFERNCIAS:

NERVIO TRIGÉMINO (V) Y NERVIO FACIAL (VII): apertura de la boca y masticación.
NERVIO HIPOGLOSO (XII): inerva la musculatura lingual.
La secreción salivar está regulada por el SISTEMA NERVIOSO AUTÓNOMO: El Sistema Simpático la inhibe y el Parasimpático la estimula. NERVIO GLOSOFARÍNEGEO (IX) y NERVIO VAGO (X): inerva los músculos de la faringe.
NERVIO VAGO (X): inerva la musculatura laríngea.
NERVIO TRIGÉMINO (V), NERVIO FACIAL (VII) y NERVIO HIPOGLOSO (XII): inerva el esfínter esofágico superior (EES), controlan los músculos dilatadores del esfínter.
NERVIO VAGO (X): inerva los músculos constrictores del esfínter.
NEURONAS DEL PLEXO MIENTÉRICO ESOFÁGICO: inerva la musculatura lisa del esófago.

SÍNTOMAS


Dolor al tragar (odinofagia).
Imposibilidad de tragar.
Sensación de que los alimentos se atascan en la garganta o en el pecho.
Babeo.
Voz ronca.
Regreso de los alimentos a la boca.
Acidez estomacal frecuente.
Adelgazamiento repentino.
Tos o arcadas al tragar.
Tener que cortar los alimentos en trozos pequeños o evitar determinados alimentos debido a los problemas para tragar.

CAUSAS


CAUSAS DE DISFAGIA OROFARÍNGEA:
Enfermedades de la pared de la zona orofaríngea:
-Divertículo de Zenker.
-Tumores de la zona otorrinolaringológica.
-Membranas orofaríngeas.
-Infecciones: bacterianas…
Enfermedades Neurológicas:
-Accidentes vasculares cerebrales.
-Parkinsonismos.
-Tumores del sistema nervioso central.
-Demencias.
-Esclerosis múltiple.
-Esclerosis lateral amiotrófica (ELA)
Enfermedades musculares:
-Distrofias musculares.
-Miastenia gravis.
-Miositis.
Alteraciones en la coordinación neuromuscular o trastornos funcionales:
-Acalasia cricofaríngea.
-Disinergía del esfínter esofágico superior.
CAUSAS DE DISFAGIA FARÍNGEA:
Enfermedades de la pared esofágica:
-Esofagitis por reflujo gastroesofágico.
-Infecciones
-Tumores esofágicos.
-Esofagitis eosinofílica
-Anillos esofágicos.
Alteraciones en la coordinación neuromuscular o trastornos funcionales:
-Acalasia
-Espasmo esofágico difuso
Enfermedades de estructuras adyacentes:
-Tumores mediastínicos.
-Tumores pulmonares.
-Compresiones vasculares.

REHABILITACIÓN LOGOPÉDICA DE LA DEGLUCIÓN


INDIRECTA:

Consiste en ejercicios para fortalecer la musculatura, favorecer el reflejo deglutorio y el mecanismo de cierre glótico. Se realizan en vacío, sin que el paciente trague alimentos o líquidos.
-Rehabilitación de la musculatura implicada en la deglución, para mejorar el tono, fuerza, amplitud, velocidad y coordinación de la misma. -Rehabilitación para facilitar el inicio o aceleración de la deglución.

DIRECTA:

Consiste en técnicas y maniobras que se realizan con alimentos o líquidos para favorecer su deglución.
-Estrategias posturales: Permiten cambiar las dimensiones y posición del tracto faringolaríngeo
-Maniobras facilitadoras: requieren un aprendizaje y automatización de movimientos por parte del paciente. Se pueden realizar en conjunto con las maniobras posturales.
-Deglución supraglótica
-Deglución súper-supraglótica
-Deglución forzada
-Maniobra de Mendelsohn
-Maniobra de Masako

BIBLIOGRAFÍA:


https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/dysphagia/symptoms-causes/syc-20372028
https://www.saludigestivo.es/mes-saludigestivo/mes-disfagia/disfagia-profundizacion/#causas
Paniagua, J., Susanibar, F., Giménez, P., Murciego, P. y García, R. (Coord.), (2003). DISGAFIA. De la evidencia científica a la práctica clínica. Madrid, España, Editorial GiuntiEOS.

Comments are closed.